sábado, 22 de julio de 2017

Claves y consejos efectivos para lograr entender un préstamo



Un préstamo bancario puede llegar a ser aquello que saque de apuros a hogares familiares o bien, lo que una persona necesite como capital para iniciar o impulsar su negocio.
Los contratos bancarios necesitan ser analizados minuciosamente por parte del cliente, entender un préstamo significa estar consciente todas las condiciones del banco y estar satisfecho con lo que la entidad le ofrece, ya que una vez se ha firmado y sellado el contrato, no se puede realizar ningún cambio.


Lo que se debe saber para entender un préstamo

·       El contrato
Es el conjunto de documentos donde quedarán previstos todos los detalles acerca del préstamo. Al momento de ser concedido, el solicitante deberá firmar una declaración que indica que ha entendido y está de acuerdo con todas las condiciones impuestas por el banco.
El cliente podrá conocer el valor del préstamo y las cuotas que deberá pagar, así como las reglas que debe cumplir para que el banco no declare negligencia.
La entidad bancaria podría solicitar dentro del mismo informes financieros por parte del prestatario en un tiempo determinado.
·       Los intereses
Se trata del porcentaje del capital que debe ser cancelado al banco en un periodo determinado. Lo más importante para entender un préstamo es analizar si dicho porcentaje puede adaptarse al presupuesto mensual de la familia o empresa.
Las tasas y multas que puede imponer el banco pueden estar entre líneas, por lo que se debe leer el contrato y aclarar todas las dudas respecto a las cláusulas del mismo con el representante del banco.
·       La garantía
Este aspecto es exigido por el banco en el caso de que la empresa o persona solicitante no pueda cumplir con el pago en el tiempo que se ha escatimado. Es sumamente importante pagar a tiempo, de lo contrario la entidad bancaria podría forzar al prestatario a vender sus bienes.
·       Las reglas y políticas de crédito
Entre los factores para entender un préstamo, dichas reglas pueden variar según la institución donde se solicite. Lo más recomendable es solicitar ayuda profesional si no se logra entender las leyes por las cuales se rigen las líneas de crédito, de modo que ninguna de ellas sea violada ni por el banco, ni por quien prestará el crédito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario